Vie. Dic 4th, 2020

Mientras la Directora Ejecutiva de Fundación Daya exponía en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados las preocupaciones por las graves consecuencias que la reforma a la Ley 20.000 podría traer a usuarios personales que cultivan cannabis, su hija Camila Téllez, también miembro de Fundación Daya, fue allanada y detenida por Carabineros de Peñalolén. La Comisión de Constitución anunció que oficiará a las Policías para que aclaren esta detención.    Santiago, lunes 7 septiembre 2020. Durante la mañana del jueves 3 de septiembre, la Directora Ejecutiva de Fundación Daya, Ana María Gazmuri, junto a la Presidenta de Mamá Cultiva, Paulina Bobadilla, y la Directora de Investigación de Daya, Phd Nicole Halcartegaray, expusieron en la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento de la Cámara de Diputadas y Diputados, en la discusión de la reforma a la Ley 20.000, para presentar su preocupación por las graves consecuencias que la llamada Ley Anti Narcos podría traer a usuarios personales que cultivan cannabis, entre ellos miles de pacientes.  En paralelo a esta intervención, sesión transmitida en vivo por la Cámara, la hija de la activista y fundadora de Daya, Camila Téllez Gazmuri (36), fue allanada y detenida por la SIP de Carabineros en un confuso procedimiento, para el cual no existía orden alguna de Fiscalía. Los funcionarios amenazaron a Camila con volver con orden del fiscal, ya no “por la buena”, si no “rompiendo paredes y dando vuelta todo”, de no firmar una autorización de ingreso voluntaria. La amenazaron también con sacarla esposada delante de sus hijos, si no accedía. También le dicen que si firma, solo entrarán a corroborar si tiene las plantas que dice, y que no será revisado su domicilio, a no ser que encuentren armas u otras drogas. Frente a esto, Camila decide firmar la autorización, y mostrar sus plantas, plenamente consciente de no estar cometiendo delito alguno. Camila los condujo hacia el patio de la casa, donde tenía sus cinco pequeñas plantas de 35 centímetros, destinadas a tratamiento médico, debidamente justificado con receta médica. Tras ello, fue detenida y su casa revisada, entrando incluso a la pieza de su hijo de 11 años, quien estaba en clases vía zoom. Tras varias horas en la Comisaría de Peñalolén, pudo reencontrarse con su familia. “Estamos bien y en calma. Agradecemos las inmensas y transversales muestras de apoyo. Seguiremos adelante con la compañía de la Defensoría Penal Pública  (DPP), particularmente con la abogada Marcela Araya, para demostrar la total legitimidad del acto de cultivar cannabis para fines medicinales en nuestro país”, dice Ana María Gazmuri.  Valoramos especialmente la columna del ex vocero de la Corte Suprema, Lamberto Cisternas, publicada hoy en “En Estrado”, medio especializado en noticias de actualidad jurídica, llamada “Estado de Derecho y cultivo medicinal de Cannabis”. Citamos parte de dicha columna del ex magistrado Cisternas: “Quien tiene unas pocas plantas, un auto cultivo,  para su consumo personal y próximo en el tiempo, con receta médica incluida, está amparado por la norma, pues no se trata de tráfico, que es el motivo de prohibición de la ley,  ni se atenta contra salud pública,  que es el bien jurídico protegido por ella. Buena parte de la jurisprudencia de la Corte Suprema ha sido clara en esta precisión, incluso en favor de grupos terapéuticos que cultivan marihuana para uso interno medicinal”.   “Agreguemos que, por el contexto legal y por sentido de realidad, no es aplicable a estos cultivos la autorización del SAG, que sólo la considera para cultivos industriales….

La entrada Fundación Daya agradece inmenso apoyo recibido tras detención ilegal de hija de Ana María Gazmuri  aparece primero en Fundación Daya.

Por admin