Mié. Ene 20th, 2021

Viajar puede ser una de las experiencias más fascinantes y divertidas que podemos vivir. Sin embargo, cuando dichos viajes se realizan durante bastantes horas, pueden aparecer algunas señales de malestar o síndromes, tal como puede ser el ‘síndrome de la clase turista’. Hoy, te hablaremos un poco sobre este, mencionando qué es, cuáles son sus causas y cómo evitarlo.

¿Qué es el síndrome de la clase turista?

El síndrome de la clase turista, que también suele ser conocido como ‘la trombosis del viajero’, es lo que sucede cuando experimentamos problemas de circulación o coagulación sanguínea tras permanecer durante periodos de tiempo prolongados inmóviles.

Esto por lo general, suele suceder cuando viajamos en avión. Sin embargo, no se descarta el hecho de que también se presente la aparición de este síndrome al trasladarnos en coche o en tren, durante largos periodos de tiempo.

¿Quiénes se encuentran más propensos a sufrir el síndrome de la clase turista?

Propensos a sufrir clase turista

A pesar de que todos los viajeros nos encontramos expuestos a ser víctimas de este síndrome, existen algunos factores de riesgo que pueden aumentar las posibilidades de sufrirlo, tales como pueden ser:

  • Sufrir de obesidad.
  • Ser hipertenso.
  • Tener problemas de circulación en la sangre.
  • La ingesta de tabaco u alcohol.
  • Estar embarazada.
  • Tener una edad avanzada.
  • La ingesta de medicamentos o fármacos durante el viaje.

En caso de que padezcas de algunos de los factores de riesgo recién mencionados, lo mejor que puedes hacer es acudir al médico antes de viajar. De esta manera, el mismo podrá evaluar tu caso y darte un diagnóstico preciso sobre los riesgos que puedes tener de sufrir este síndrome, así como darte las pautas a seguir para evitarlo, recomendarte seguros médicos, entre otras cosas.

Algunas recomendaciones para evitar el síndrome de la clase turista

Es importante durante un viaje, tomar las previsiones necesarias para evitar la aparición de este síndrome, que puede ser capaz de producir trombosis venosa profunda, entre otras complicaciones más.

A continuación, te hablaremos sobre algunos consejos bastante prácticos que de tenerlos en cuenta, podrán ayudarte considerablemente a reducir los riesgos se sufrir el síndrome de la clase turista.

1. Utiliza ropa cómoda

Esto es fundamental, especialmente si el viaje será bastante largo, así que procura llevar contigo ropa cómoda. Utiliza un tipo de calzado que puedas quitarte con facilidad en caso de que lo requieras, evitando los accesorios apretados, las plataformas, u otro tipo de calzado que pueda generarte incomodidad.

Además, también existen calcetines especiales que puedes utilizar para disminuir los riesgos de sufrir problemas de circulación. Estos, son conocidos como ‘medias’ o ‘calcetines’ de compresión. Eso sí, antes de comprarlos y utilizarlos, es recomendable que consultes con tu médico si es adecuado para tu caso implementar el uso de este accesorio durante el viaje.

2. Procura no permanecer inmóvil durante periodos de tiempo prolongados

Si quieres evitar adormecimiento en tu cuerpo, sensaciones incómodas de hormigueo, o problemas de circulación más graves, lo mejor que puedes hacer es procurar moverte lo más que puedas durante el viaje.

Causas del síndrome de clase turista

Si viajarás en avión, procura elegir alguno de los asientos con salida al pasillo. Esto además de brindarte la libertad de poder moverte por dicho pasillo cuando lo desees sin incomodar a tu compañero de vuelo, te ayudará considerablemente a evitar los riesgos de sufrir el síndrome de la clase turista.

3. Bebe abundante líquido

Por último, te recomendamos que cada cierto tiempo procures mantenerte hidratado, ingiriendo líquido durante tu viaje. Eso sí, descarta de la lista de hidratación las bebidas alcohólicas, ya que además de no estar permitidas en numerosos medios de transporte, pueden causar efectos contraproducentes.

Evita también el consumo de tabaco y el café, ya que los mismos puede aumentar el factor de riesgo de sufrir este síndrome.

Procura estar alerta a las señales, y así evitarás al máximo las posibilidades de sufrir este síndrome

Además de todo lo mencionado antes, vale la pena que también procures estar alerta a las señales que pueden ser un indicador sobre la presencia del síndrome de la clase turista. Estos pueden aparecer bien sea durante el vuelo, o posterior al mismo, siendo algunos de los síntomas los siguientes:

  • Dolores en los músculos (especialmente en las extremidades).
  • Aumento de la temperatura.
  • Malestar general.
  • Aceleración del ritmo cardíaco.
  • Coloración extraña de la piel (por lo general azul).

Recuerda, en caso de notar la presencia de algunos de estos síntomas de malestar, es importante que procures acudir de inmediato con un profesional de la salud. De esta manera, el mismo podrá hacerte una evaluación, dándote una valoración sobre si existe o no la presencia del síndrome, y las pautas a seguir para tu pronta recuperación.

La entrada Cómo evitar el síndrome de la clase turista aparece primero en eSalud.

Por admin