Mar. Ene 26th, 2021

Como Fundación Daya, lamentamos los dichos del Ministro Jaime Mañalich sobre la legalidad del autocultivo recreativo de cannabis y la supuesta  ilegalidad del autocultivo para uso medicinal, con su respectiva receta médica. Esta afirmación se aleja de la realidad y  contraviene la letra misma de la Ley 20.000, la cual en sus artículos 4, 8 y 50 establece que el cultivo y el uso del cannabis no están sujetos a persecución penal cuando están destinados al uso personal exclusivo y próximo en el tiempo, pero podría ser sancionado como una falta según señala el artículo 50 de la misma ley. En dicho artículo, se lee con claridad: “Se entenderá justificado el uso, consumo, porte o tenencia de alguna de dichas sustancias para la atención de un tratamiento médico”, quedando así excluido este uso también de la categoría de falta. Es decir, el uso, consumo o porte de cannabis para un tratamiento médico no constituye delito ni falta. Los fallos de la Corte Suprema, así como de otros tribunales, consideran lícito el autocultivo cuando se trata de un tratamiento médico. Por otra parte, las prescripciones médicas de los usuarios de cannabis medicinal han sido un importante elemento a la hora de demostrar dicho uso terapéutico ante los tribunales. En relación a la nota publicada en el diario El Mercurio el 15 de Septiembre sobre terapias y tratamiento en base al uso medicinal del cannabis se hace necesario aclarar imprecisiones y contextualizar mejor la información que reflejó una mirada parcial del medio de comunicación. Sabemos que este es tema controversial, frente al cual no existe pleno consenso científico, pero sí un creciente cuerpo de evidencia y experiencia clínica que ha llevado a que 34 estados de EE.UU y más de 40 países, entre ellos Francia, Inglaterra, Alemania, Dinamarca, Australia, Israel, Filipinas, Canadá y Sudáfrica, regulen su uso. En Latinoamérica lo han hecho Argentina, Perú, Paraguay, Uruguay, México, Colombia, Puerto Rico y Chile. Fundación Daya es una organización sin fines de lucro cuya misión es abrir caminos de alivio para quienes lo necesiten, para lo cual cuenta con un equipo multidisciplinario de profesionales y especialistas. Estamos comprometidos con la humanización del vínculo terapéutico, brindando dignidad y verdadero acompañamiento a los pacientes por parte de nuestros médicos y terapeutas. Con más de seis años de trabajo en investigación y con la experiencia de haber atendido más de 35.000 pacientes, somos la organización con la mayor base clínica de la región, lo que se ha reflejado en el diseño de estudios clínicos. Nuestro amplia visión del desarrollo del uso del cannabis medicinal nos ha llevado a continuar con la investigación y presentar tres estudios observacionales en pacientes chilenos en importantes congresos internacionales de neurología y epilepsia en Praga, Barcelona y Tokio, publicados en revistas científicas como “Epilepsia” y “Neurological Sciences”. Nuestra aspiración es seguir generando evidencia de calidad, con el fin de continuar sustentando una práctica clínica segura, que tenga cada día mayor validación en el mundo científico y clínico, pero, sobre todo, mayor eficacia y alcance para los pacientes. En este contexto, en relación al contenido del reportaje, el que no expone ninguno de los miles de casos clínicos exitosos del uso medicinal de cannabis, precisamos que: Fundación Daya no comercializa productos en base a cannabis, y advierte a sus pacientes de los riesgos sanitarios de proveerse en la vasta oferta del mercado negro. De acuerdo a la necesidad y la particular realidad de cada paciente, se recomienda el autocultivo de cepas específicas según…

La entrada Declaración pública respecto a los artículos publicados por El Mercurio el domingo y del Ministro Jaime Mañalich el día de hoy aparece primero en Fundación Daya.

Por admin