Sáb. Oct 31st, 2020

La gran mayoría de nosotros no le damos demasiada importancia al color, textura y forma de nuestras uñas. Sin embargo, lo cierto es que pueden indicar diferentes problemas de salud. Las uñas amarillas tienen su origen en múltiples causas: enfermedades hepáticas, ingredientes que contienen los esmaltes de uñas, tabaco…

Aunque en la gran mayoría de los casos las uñas amarillas no son un problema grave, es importante prestar especial atención a su evolución. Si las manchas amarillas están cada vez más extendidas o las uñas cambian de forma, es importante acudir al médico a la mayor brevedad posible.

¿Cuáles son las causas de las uñas amarillas?

Cuáles son las causas de las uñas amarillas

Esmalte de uñas

A la hora de elegir el esmalte de uñas, del mismo modo que cualquier otro producto para la piel o el cabello apostar por la calidad y fijarse muy bien en los ingredientes. Y es que, algunos esmaltes contienen en su formulación una sustancia llamada formaldehído, más conocida como formol. Esta sustancia con la queratina que tienen las uñas, creando así manchas amarillas.

Por lo tanto, debes escoger siempre esmaltes de buena calidad y que no contengan formol. Aún así, no abuses demasiado de ellos.

Falta de vitaminas

Una alimentación y saludable y equilibrada es fundamental para tener un buen estado de salud. Debes saber que el déficit de vitaminas del grupo B puede  provocar las uñas amarillas. Son este tipo de nutrientes unos de los más importantes para la salud y el aspecto de las uñas, especialmente la vitamina B7, que se puede encontrar en distintos tipos de vegetales.

Suplementos de vitamina A

Si optas por tomar suplementos para compensar el déficit de algún nutriente en tu alimentación, siempre debes hacerlo bajo la supervisión de un nutricionista. De lo contrario, pueden surgir problemas como este: el abuso de suplementos de vitamina A pueden hacer que las uñas adquieran un color amarillento.

El motivo es el siguiente: la vitamina A se puede presentar como pigmento carotenoide, el cual aporta el característico color naranja a numerosas hortaliza y frutas.

Infección por hongos

Entre las diversas enfermedades que pueden causar las uñas amarillas se encuentra la infección por hongos. Este trastorno recibe el nombre de onicomicosis, y consiste en que las diferentes capas de las uñas adquieren mayor grosor y se vuelven amarillentas. Este tipo de infecciones son frecuentes sobre todo en los pies durante la época estival.

Fumar

Fumar es uno de los hábitos menos saludables que existen, y que puede perjudicar de forma notable a la salud, también a la de las uñas. Con el paso de los años la nicotina del cigarro va impregnando las uñas, y estas toman un color amarillento.

Problema hepático

Esta es la causa más grave de todas. Si las uñas se tornan de color amarillo chillón de manera repentina, puede que sufras un problema en el hígado. Lo mejor es que acudas al médico a la mayor brevedad posible para que establezca un diagnóstico.

Infección por hongos y uñas amarillas

Una de las causas más habituales de las uñas amarillas, en adultos y en niños, es la presencia de hongos. Esta es una condición que recibe el nombre de onicomicosis. Surge a causa de la proliferación de hongos, los cuales ingresan en las uñas a través de pequeñas grietas.

Los hongos en las uñas se contraen generalmente en zonas cálidas y húmedas, como los vestuarios o las piscinas públicas. También son habituales en personas mayores, así como en pacientes diabéticos o cuyo sistema inmune esté debilitado.

Uno de los síntomas principales de los hongos en las uñas es el color amarillento de estas. Pero, además, hay otros: aparición de rayas, fragilidad, deformidad, rotura y engrosamiento. Si la infección avanza hasta alcanzar una etapa avanzada se puede producir la caída de las uñas.

Síndrome de las uñas amarillas: ¿qué es?

Síndrome de las uñas amarillas

Cuando se habla del síndrome de las uñas amarillas, en la gran mayoría de los casos se vincula a un problema puramente estético. Pero lo cierto es que va mucho más allá. Se trata de una enfermedad compleja que provoca muchos dolores y que se da principalmente en peronas mayores de 50 años.

A pesar de los numerosos estudios que se han realizado sobre el síndrome de las uñas amarillas, la causa a día de hoy sigue siendo desconocida. Sin embargo, muchos experto coinciden en que la genética puede ser la principal causante.

El primer síntoma notorio es que las uñas se tornan de color amarillo. Por lo general, todo comienza con pequeñas manchas amarillentas que poco a poco se van extendiendo y el color aumenta de intensidad. A medida que pasa el tiempo, las uñas de las manos y de los pies se acaban curvando, hasta que llega un momento en el que dejan de crecer.

Si no se aplica el tratamiento adecuado, a medio y largo plazo se pueden presentar complicaciones potencialmente mortales, como el derrame pleural o la infección respiratoria de carácter crónico.

En cuanto al tratamiento del síndrome de las uñas amarillas, depende en gran medida del estado de salud general del paciente y de los síntomas. En líneas generales, se incluye la administración de antibióticos y vitamina E.

Existen algunos remedios caseros que, si bien no curan la enfermedad, sí resultan muy útiles para aliviar los síntomas. Una de las mejores soluciones es impregnar las uñas en vinagre a diario.

¿Cómo evitar las uñas amarillas?

Cómo evitar las uñas amarillas

Cuando la causa de las uñas amarillas es una enfermedad que requiere de tratamiento médico, debes consultar con tu doctor. Del mismo modo, si sufres de déficit de vitamina B, también debes acudir al médico para que te dé las pautas adecuadas.

Aún así, hay algunas causas que sí está en tu mano evitar. Por ejemplo, las infecciones por hongos. Si no quieres sufrirlas, debes prestar especial atención a la higiene de las manos y de los pies.

Es importante que estén húmedos el menor tiempo posible, así que después de la ducha o del baño en la piscina, sécalos con una toalla de algodón. Además, corta las uñas periódicamente y límpialas muy bien con un cepillo a diario. Por supuesto, en lugares públicos utiliza siempre chanclas.

Si las uñas están amarillas por culpa del tabaco, la única solución es dejar de fumar. Quizá ahora sea un buen momento para decir adiós al tabaco de una vez por todas.

Trucos para blanquear las uñas en casa

Si tienes las uñas amarillas por culpa del tabaco o por un esmalte que contiene formol, seguro que te interesa conocer algunos trucos y remedios caseros para blanquear las uñas.

  • Pasta de dientes: este es uno de los remedios más sencillos de poner en práctica, y al mismo tiempo, más efectivos. Tan solo tienes que aplicar una capa de pasta de dientes blanqueante sobre las uñas y frotar con un cepillo de dientes de cerdas suaves. Luego, deja que actúe durante unos minutos y aclara con abundante agua tibia.
  • Limón: también tienes la opción de cortar varias rodajas de limón y pasarlas directamente sobre las uñas amarillas.
  • Bicarbonato y agua: el bicarbonato es un producto con infinidad de usos en los campos del hogar y de la salud. Para hacer esta solución casera tienes que mezclar bicarbonato y un poco de agua, formando así una pasta. Aplica la mezcla sobre las uñas y frota con suavidad con un cepillo de dientes.

En cualquier caso, tal y como dice el refrán «mejor prevenir que curar». Por lo tanto, pon en práctica los consejos para evitar las uñas amarillas.

Señales de las uñas que indican problemas de salud graves

Señales de las uñas que indican problemas de salud graves

Por último, hemos recogido una serie de señales de las uñas a las que debes prestar especial atención porque pueden indicar problemas de salud de carácter grave.

  • Uña de cuchara: aunque la conocida como uña de cuchara no es muy habitual, puede darse, sobre todo en personas mayores. Cuando las uñas toman esta forma se debe a una deficiencia de hierro en el organismo, también conocida como anemia.
  • Uñas azules: cuando las uñas toman un color azulado se denomina cianosis. Este trastorno se puede dar en distintas extremidades del cuerpo a causa de la falta de oxígeno en la sangre.
  • Manchas blancas: las manchas blancas en las uñas pueden deberse a numerosas causas, algunas de ellas leves como una reacción alérgica a algún ingrediente del esmalte. Pero también hay otras más graves, como el déficit de nutrientes debido a una alimentación poco saludable o equilibrada.
  • Uñas de Terry: por último, las conocidas como uñas de Terry. Reciben este nombre las uñas que son totalmente blancas y con una línea rosa muy delgada. Generalmente responden a un problema cardíaco o renal.

A modo de conclusión, cabe destacar que las uñas amarillas en la gran mayoría de casos no suponen un problema grave. Aún así, es importante que prestes atención a su estado y evolución y, en caso de que sea necesario, acudir al médico.

La entrada Uñas amarillas aparece primero en eSalud.

Por admin