Sáb. Nov 28th, 2020

Todos los seres humanos actuamos movidos por impulso, estímulos y reacciones, pero seguramente te preguntarás: ¿qué hay detrás de todo esto? ¿Quién es capaz de controlar cada cosa que hacemos? Bueno se trata de una especie de centro de información, el cual de denomina como sistema nervioso. Para conocer más detalles, no dejes de leer hasta el final.

¿Qué es el sistema nervioso?

El sistema nervioso es específicamente todas aquellas estructuras y órganos que manejan la información del cuerpo, el cual está conformado por células que se les conoce como neuronas, las cuales tienen la capacidad de transmitir estímulos eléctricos a través de una amplia red de terminaciones nerviosas. Aunque es un sistema esencial dentro de la fisonomía humana, también se encuentra presente en algunos animales.

Al ser un aparato que transmite energía eléctrica y química, es capaz de recorrer todo el cuerpo, permitiendo la coordinación de movimientos y acciones. Pero ante este panorama, se distinguen dos tipos de sistema nervioso, como lo son: el autónomo y el somático.

Qué es el sistema nervioso

El sistema nervioso autónomo, se encarga de las acciones que son involuntarias, mientras que el sistema nervioso somático se ocupa de crear la conexión que entra al cerebro y las extremidades del cuerpo.

¿Cuáles son las partes del sistema nervioso?

El sistema nervioso central

Esta parte del sistema nervioso está presente en la médula espinal y en encéfalo, donde este último está conformado por: el cerebro que controla todas las acciones que son voluntarias; el cerebelo, encargado de coordinar los movimientos y reflejos del cuerpo; el bulbo raquídeo, que supervisa las actividades que realizan los órganos internos; y la médula espinal que se une al encéfalo, extendiéndose por todo el cuerpo a través de la columna vertebral.

El sistema nervioso periférico

Esta división del sistema nervioso unifica a todos los nervios que se segregan del sistema nervioso central y se dirigen por todo el cuerpo. Principalmente está conformado por ganglios nerviosos y nervios que se agrupan de la siguiente manera:

  • Sistema nervioso somático: aquí se encuentran presentes 3 tipos de nervios: los que son de carácter sensitivo, los nervios mixtos y los motores.

Dicho sistema se encarga de captar la información que es sensorial, utilizando para ello los sensores de la misma índole, los cuales están regados por el cuerpo para enviar posteriormente la información hacia el sistema nervioso central.

Si quieres saber más sobre el sistema nervioso periférico, tenemos otro artículo especialmente dedicado a ello.

Sistema nervioso vegetativo o autónomo

Están incluidos los sistemas nerviosos simpático y nervioso parasimpático. El primero se encarga de preparar al cuerpo para poder actuar frente a los estímulos, activándolo de manera automática para las repuestas. Y el segundo, busca mantener la activación de todo el estado interno, ya sea disminuyendo o aumentando su actividad.

¿Cómo funciona el sistema nervioso?

La principal actuación la realiza el cerebro, donde este procede a enviar mensajes mediante la médula espinal y el sistema nervioso periférico con la finalidad de controlar los movimientos que puedan hacer los músculos, así como el funcionamiento de los órganos internos.

Luego de ello, todo se centra en el trabajo de la neurona, que no es más que una estructura celular con un núcleo y extensiones especializadas. Y por si no lo sabías, el cerebro dispone de más de 100 mil millones de neuronas.

Funcionamiento sistema nervioso

Allí es donde las neuronas se van comunicando entre sí; por lo que al recibir el mensaje de otra neurona frente al estímulo, se procede a enviar una señal de carácter eléctrico mediante todo el cuerpo. Los neurotransmisores se desplazan y reenvían otra señal eléctrica.

Dicha señal viaje nuevamente por la neurona hasta convertirse en una señal de otro tipo, una señal química, para llegar a las neuronas cercanas. Posteriormente, las neuronas motoras llevan el mensaje al cerebro con el objetivo de mantener el control de los movimientos voluntarios; mientras que las neuronas sensoriales captan todos los detalles con relación a los sonidos, gusto, luz, presión y hasta el calor, por lo que avisan de inmediato al cerebro.

Por otra parte, también se regulan otros procesos de carácter involuntario que participan en el proceso, como es la liberación de hormonas, en el caso de la adrenalina, dilatación de los ojos ante la luz o regulación en el sistema digestivo.

Cabe destacar que el cerebro está inteligentemente conformado por miles de neuronas comunicadoras, las cuales trabajan mancomunadamente para enviar los mensajes al cuerpo sin perder ningún detalle. Sin duda, se trata de una especie de computadora perfectamente diseñada para mantenerse alerta, incluso cuando el cuerpo está en estado de reposo, alejado de estímulos o sencillamente dormido.

¿Cuáles son las funciones del sistema nervioso?

Como ya hemos podido analizar, el sistema nervioso tiene como principal trabajo crear la conexión de los centros que procesan los nervios, como es el caso del cerebro, las extremidades u otros órganos internos presentes en el cuerpo.

Todo ello permite también que se active la actividad muscular, lo que trae como respuesta el movimiento, ya sea voluntario; como caminar o tomar algún objetivo, así como el involuntario, que se ve reflejado mayormente en la respiración, el ritmo cardíaco o la corriente sanguínea.

Por otra parte, el sistema nervioso también se encarga de:

  • Controlar el ciclo de sueño, hambre y sed.
  • Regularizar la temperatura natural del cuerpo.
  • Controlar los pensamientos y emociones.
  • Potenciar la capacidad de memorizar y aprender.
  • Vigilar los movimientos, el equilibrio y la coordinación.
  • Descifrar la información percibida mediante los 5 sentidos.
  • Regularizar el pulso y el proceso digestivo.
  • Examinar las reacciones físicas emocionales.

Enfermedades que afectan al sistema nervioso

Encefalitis

Se trata de la presencia de extraños cuerpos en el encéfalo, los cuales pueden ser bacterias o virus. Esta enfermedad debe tratarse con suma atención, ya que cualquier daño al cerebro podría causar la pérdida o disminución de las funciones básicas.

Epilepsia

Es una enfermedad congénita que se presenta ante la actividad excesiva de algunas partes del cerebro, dando respuestas a estímulos pero de forma desordenada, generando en la mayoría de los casos, convulsiones y descoordinación.

Enfermedad-sistema nervioso epilepsia

Esclerosis

Puede ser esclerosis lateral o múltiple, y se trata de varios trastornos congénitos donde las neuronas pierden efectividad en la transmisión de la información que reciben. A raíz de ello puede notarse una incapacidad en los movimientos voluntarios.

Alzheimer

Una de las enfermedades más comunes en cuanto a la demencia senil, ya que afecta varias zonas del cerebro que están relacionadas con el lenguaje y la memoria, causando un deterioro paulatino pero progresivo en las funciones de orden cognitivo; haciendo que sea cada vez más difícil el hecho de hablar, leer o escribir.

Parkinson

Una enfermedad congénita que genera un déficit en la presencia de dopamina dentro del sistema nervioso, lo que impide una correcta coordinación de los nervios y genera movimientos desordenados de manera involuntaria; de la mano con un trastorno del sueño, dificultad para hablar y comer, así como depresión.

¿Cómo cuidar el sistema nervioso?

  1. Alimentación sana y equilibrada

Aquellos alimentados que no han sido procesados, son aquellos que ayudan a regular todo el sistema nervioso; por lo que más natural será mucho mejor, ya que dispondrá de todas las vitaminas, minerales y energía en su máxima capacidad.

Algunos de estos alimentos que puedes ingerir para cuidar el sistema nervioso son: legumbres, frutas y verduras, huevos, cereales integrales como la avena y el arroz, frutos secos sin sal ni aceite, semillas geminadas, algas y setas.

Otra recomendación es evitar los azúcares, puesto que alteran las funciones naturales del sistema nervioso, generando síntomas negativos en el organismo, como el estrés, ansiedad, depresión, pánico o desesperación.

Lo mismo puede decirse de las harinas, dulces procesados, grasas, comida rápida, entre otras. Esto quiere decir que, mientras más sanos y naturales se consuman los alimentos, mejores serán los resultados. Para ello es fundamental que se puedan analizar los valores nutricionales de los productos alimenticios para mantener una alimentación equilibrada, saludable y rica.

  1. Suplementos especializados

Estos suplementos pueden ingerirse cuando el organismo no haya descansado bien o se está pasando por algún trastorno emocional fuerte que impida aflorar los nervios correctamente. Estos pueden tomarse por un par de meses, luego hacer una pausa y tomarlos nuevamente en caso de que sea necesario.

Alguno de estos suplementos especializados para proteger al sistema nervioso pueden ser: la levadura de cerveza, polen, germen de trigo, magnesio y espirulina. Sin embargo, es recomendable optar por la guía de un especialista médico para evitar efectos secundarios.

  1. Descansar bien

Descansar beneficioso para sistema nervioso

Es fundamental para el organismo que se le brinde un correcto descanso, donde no solo pueda dormir sino recuperar todas las energías. Para ello, debe evitarse cualquier elemento distractor que dificulte el sueño, así como tomar en cuenta estas recomendaciones para disfrutar de un buen descaso:

  • Realizar la última comida del día antes de las 8 de la noche con alimentos ligeros.
  • No consumir azúcar, café, alcohol o bebidas gaseosas antes de dormir.
  • No comer frutas en la noche, a menos que sea manzana, patilla, piña o pera.
  • Realizar una actividad relajante antes de dormir, como leer, hacer meditación o estiramientos corporales.
  • No pensar en las preocupaciones o problemas que no pueden resolverse al momento.
  • Acostarse antes de las 10 de la noche.

No olvides que no es lo mismo dormir que descansar, por lo que esto último es indispensable para que el cuerpo humano realmente logre mantener en óptimas condiciones físicas y disfrutar de una buena energía para desempañar las actividades diarias.

  1. Realizar ejercicios

La actividad física es un excelente aliado del sistema nervioso, donde se pueden ver efectos positivos de manera inmediata, puesto que el estado anímico mejora en gran manera y las energías del cuerpo se potencian al descansar con mayor profundidad.

En ese sentido, la natación representa uno de los deportes físicos más sobresalientes para ello, puesto que se trabajan todos los sistemas del cuerpo humano, sin excluir el sistema nervioso; ya que constantemente se envían los estímulos al resto del cuerpo para poder mantenerse a flote sobre el agua y realizar los movimientos correspondientes.

  1. Disfrutar de la naturaleza

El estrés, la ansiedad y algunos trastornos nerviosos son los principales causantes de un sistema nervioso deteriorado; por lo que al crear espacios donde se pueda tener el contacto con la naturaleza es ideal para contrarrestar tales efectos.

Además, los colores de la naturaleza como el azul del cielo, el verde de los árboles y hasta el reflejo de los paisajes sobre al agua, recrean una perfecta combinación de paz y tranquilidad, aspectos ideales para mantener el sistema nervioso en buenas condiciones.

  1. Pensar en positivo

Es importante cuidar los sentimientos que se originan en nuestro organismo, ya que los sentimientos negativos como la depresión, pueden generar síntomas que debilitan al sistema nervioso. Por ende, procura mantener pensamientos positivos y optimistas.

Además, estar al tanto de todo lo que nos rodea, ya sea un ambiente, personas o agentes externos como noticias negativas y tóxicas. Es decir, evitar cualquier situación que pueda causar daño, frustración o depresión.

  1. Evitar sustancias nocivas para el organismo

Al consumir cigarrillos, tabaco, alcohol en exceso o sustancias psicotrópicas, el funcionamiento del sistema nervioso puede debilitarse en gran manera; incluso ocasionando graves enfermedades de carácter mental o daños letales en el cerebro.

Esto se debe a que dichas sustancias y drogas actúan directamente sobre el sistema nervioso, modificando el funcionamiento natural de sistema en sí y generando no solo el debilitamiento, sino también el letal deceso de su trabajo en el organismo para el envío de respuestas y estímulos.

  1. Fomentar el tiempo de lectura

La lectura, así como los clásicos juegos de memoria, permiten ejercitar el cerebro y la memoria, por lo que resulta de gran valor para las neuronas, favoreciendo su capacidad cognitiva y la salud en general.

Además, en el caso de los juegos de memoria, estos fungen como una especie de gimnasio para el cerebro; creando el énfasis positivo de activar la capacidad de relacionar elementos y recordar.

  1. Aprender idiomas

El simple hecho de mantener al cerebro activo ante el recordatorio de palabras es fundamental y positivo para mantener al sistema nervioso en óptima capacidad. Además, al momento de conversas en el otro idioma aprendido, el cerebro deberá esforzarse el doble para encontrar las palabras que desea referir correctamente.

Por otra parte, se amplía el vocabulario en gran manera, generando mayor capacidad para pensar antes de hablar y escribir, navegando en un amplio mar de palabras que puedan ser de utilidad para comunicarse.

Factores que influyen positivamente en el sistema nervioso

  • La manera en cómo actúas o afrontas las dificultades que se presenten pueden mantener al sistema nervioso en buen estado si lo haces correctamente sin causar estrés.
  • Disfruta de una buena autoestima permitirá que puedas lograr lo que deseas y tener una excelente opinión sobre lo que eres; permitiendo resolver los problemas que se presenten.
  • Es importante desarrollar valores morales de alta calidad como el respeto, la solidaridad y la tolerancia, puesto que ayudan a mantener una salud mental óptima.
  • Contar con una rutina de actividades productivas y saludables permiten contar con buenos hábitos de conducta positiva.
  • Establecer relaciones personales que sean de calidad, puesto que dicha tranquilidad fomentará que puedas contar con amistades dispuestas a ayudarte en cualquier inconveniente o sencillamente ante la necesidad de hablar.

Factores que influyen positivamente en el sistema nervioso

Curiosidades que no sabes sobre el sistema nervioso

  1. Las neuronas son las células responsables ante la transmisión de los impulsos de carácter nerviosos.
  2. Los neurotransmisores principales son la norepinefrina, adrenalina, acetilcolina, serotonina, glutamato y dopamina.
  3. Los seres humanos pierden hasta 7000 neuronas diarias luego de los 35 años.
  4. La cafeína que está presente en el chocolate y el propio café son estimulantes del sistema nervioso autónomo.
  5. El sistema nervioso es responsable de llevar a cabo el correcto funcionamiento de los procesos que no controlamos por completo, como el ritmo cardíaco, la circulación sanguínea o la respiración.
  6. Las drogas actúan y afectan directamente sobre el sistema nervioso central, por lo que es normal ver a personas consumidoras con cambios en los pensamientos, acciones y sentimientos.
  7. Durante el día el cerebro puede generar una electricidad considerable para encender una bombilla de 25 voltios.
  8. El sistema nervioso produce aún más actividad cuando el cuerpo se encuentra en estado de reposo en horas nocturnas; es decir, mientras está dormido.
  9. Las neuronas son las células que no se regeneran, siendo así las únicas con esta particularidad dentro del cuerpo humano.
  10. El cerebro no puede percibir dolor porque allí no existen receptores que logren captar tal sensación en dicha zona, pero en el caso de las venas, nervios y tejidos que están alrededor del cerebro, sí pueden experimentar dolor.
  11. Existen más vías de transmisión para enviar información entre neuronas que estrellas en todo el universo; es decir que hay más neuronas que estrellas.
  12. No es posible hacerse cosquillas a uno mismo, ya que el cerebro comunica que dicha acción es un estímulo propio y bloquea la sensación.

La entrada Sistema nervioso aparece primero en eSalud.

Por admin